La Cueva y La Playa, una visita alucinante

vista aerea Sikati Cave y playa

Sikati Cave

playa justo frente a Sikati Cave

Subíamos por un empinado camino en el bajo monte kalimnio. Escuchaba el tintineo de las campanas de las ovejas cercanas que huían de nosotros, escuchaba la respiración de Ana, y el palpitar de mis latidos. Veíamos la puerta de la finca, la llamo puerta por darnos entrada y salida al camino, pero en realidad era un palè de madera de esos para cargar mercancías.

Mirábamos hacia arriba y la alambrada hecha de métales varios, rejillas de frigoríficos y parrillas, con un entresijo de palos y bastones, y cualquier cosa que los uniese, era nuestra meta, cansados por la subida continuada, y por ser el final de un día largo lleno de emociones.20120325-000625.jpg
El jadeo y palpitar de nuestros corazones, la caminata de unos 50 minutos de arribas y abajos, mereció mas que la pena. Kalimnos es un descubrimiento continuo de formaciones karsticas, y de fenómenos naturales y monumentales, y este sitio es una pasada. Te crees que después de mas de 20 años andando y escalando por ahí, lo has visto todo. Me encanta encontrar la humildad en estas montañas de poca altura.
En este caso visitamos un agujero, literalmente, un hollo en el suelo, lleno de vida y de escalada.
Sikati Cave Cueva KalimnosCreo que se llama “Dolina de colapso”, ósea que en un terreno como en el que estamos, el techo de una cueva se derrumba dejando abierto el contenido.
Ademas de la cueva a cielo abierto, tenemos una playa de aguas cristalinas, que ya es nuestra por todo el día. No creemos que por aquí vaya a venir nadie, así que hoy toca bañarse como vinimos al mundo.

Las aguas están tranquilas y nos dejan entre ver, por su limpieza y color, los fondos de varios azules. Es una cala perfecta, como diseñada para ir en concordancia con el resto del paisaje, ni muy grande ni muy chica, perfecta, para nosotros es perfecta.

Caminamos entre foto y foto, oveja y cabrilla, como unos 45 minutos desde la curva de la carretera. El camino es mas o menos fácil de encontrar, y solo hay dos pequeños valles que solventar con dos pequeñas bajadas y subidas. Merece la pena llegar hasta aquí.
Cuando nos damos cuenta lo inmenso del hollo, entendemos que no habrá camino para bajar, no no, habrá que bajar por un sitio, fácil, según la Guia, con una cuerda fija, por seguridad.

Sikati Cave Bajada La verdad es que no me fio mucho de la cuerda fija, pelada en uno de los nudos. Aunque para subir sí que la usamos, para bajar montamos una reunión con los dos primeros paraboles, y rapelamos unos 15 metros.
La parte mas alta del fondo podrá tener fácil 80 o 100 metros. Las paredes fácilmente 30 metros y 15 en su parte mas baja. Hay dos grandes escalones en la zona donde estamos asi que andamos con cuidado para no precipitarnos escalón abajo. Admiramos la grandeza del lugar, y en varias ocasiones nos sentamos y babeamos. Cientos de colores, formaciones y un verde casi de cuento de hadas en el medio de la abertura, donde todas las estalactitas descargan sus pequeñas gotas formando una especie de alfombra para nomos.Sikati Cave Pradera para nomos Luego cuando bajamos nos damos cuenta que algunas de las estalagmitas en realidad son hitos o torres hechas por los visitantes del lugar. Hoy somos los únicos y no vamos a escalar ninguna del estas formaciones. En una de las paredes que dan acceso al agujero, hay un par de vías, que con las que podemos empezar.

También vemos otro 5+ bastante continuo el otra pared cerca de la bajada.
Como bajamos rapelando, aprovechamos y escalamos con la cuerda por arriba. Menos mal porque sin calentar, y apoyados en una roca del suelo para alzarnos en los primeros movimientos, nos encaramamos en un 5+ con un paso de bloque para empezar. Ni calentamiento ni nada, para arriba, como un chorizo. La verdad es que tiene unos movimientos bastante guapos si los encuentras. Después de encadenar 4 ó 5 de ellos, me pincho con una plantita y decidí usar la ventaja de tener la cuerda puesta y me cuelgo. Pues vaya comienzo de día, pinchándome y colgándome. Después de apretar los dos una rato y explorar este escalón de la cueva, nos damos una vuestra hasta lo mas abajo de este hollo, armados con nuestras cámaras. Probamos las tufas, posamos para unas fotos, y montamos un hito, para sumarlo a la colección de los demás que aquí se exponen.

20120325-001734.jpg

Miramos al sol, bueno a la luz, esto esta orientado al norte y aqui el sol no entra, solo roza la paredes, y la luz nos dice que como no nos demos prisa el baño en nuestra playa será sin sol. Asi que aunque aqui hemos venido a escalar, nos vamos con tan sólo una via. Al fin y al cabo este es un viaje de 3 semanas, y ayer estuvimos apretando en un 6a de los de verdad, empinado, continuo y de apretar para los que escalamos 5+.

20120325-001433.jpg

La salida de este espacio natural, es por decirlo de alguna manera, divertida escuchando a Ana y mirando al vacio. Si, tiene una cuerda fija, pero nos ponemos los arneses y unas espreses nos aseguran por si acaso. Recojemos y bajamos lo más rápido que podemos a la playa.

Ana “mira”; le digo indicándole hacia la paya. “mira, un barco viene a nuestra playa”. No habra playas e islas, tienen que venir a la nuestra. Me concentro y les echo todos los conjuros que aprendí de las gitanas de mi Graná querida, y para cuando terminamos de recoger parece que funciona, el barco se larga de nuestra playa.

El mar toca la orilla casi sin hacer ruido, el color azul parece recien pintado, y corremos a quitárnoslo todo, para entrar en el agua con un poco de sol. Ana es mas rápida que yo, lo que me ayuda a poder decidir que no meteré mis partes nobles. Asi que los dos abrazaditos aguantando el fresquito ese que no es frio, y disfrutando de los últimos rayos de sol. Después de reponer fuerzas, al borde de la cala, nos echamos mochilas a la espalda y subimos el camino hasta encontrar nuestra moto al borde del camino, 50 minutos después.

Sigo pensando en el corte en el monte que debieron de darle alguno de los dioses Griegos a esta ladera, para quitarle solo la tapa. A esa cueva que de otra manera posiblemente nunca  hubiesemos visto o disfrutado. Por eso hoy creo en el Dios Zeus y su espada corta montes.

A seguir explorando descubriendo y escalando compis.

Anuncios

4 pensamientos en “La Cueva y La Playa, una visita alucinante

  1. Vaya cacho agujero !!!
    Chicos, nos dais mucha envidia con vuestras vacaciones. Que sigáis disfrutando.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s